MITOLOGIA
 
 
 

Desde la mitología,
esta constelación es la imagen del centauro Quirón,
un ser que se distinguía de los demás
por su sabiduría y conocimientos.

Nació de los amores entre Cronos y la ninfa Filira,
y  tenía la extraña forma de mitad hombre,
mitad caballo, porque su padre tuvo que convertirse
en caballo para engendrarlo.

Según la leyenda,
su madre al ver que había engendrado un monstruo
rogó a los dioses que la transformaran,
siendo convertida en tilo.

Quirón fue enseñado por Apolo y Artemisa
en el arte de la medicina y la caza,
estableciendo una consulta en una
gruta y sus discípulos fueron numerosos:
Cástor, Pollux, Ulises, etc.

En el transcurso de un combate fue herido por
una flecha empapada en la sangre de la Hidra Lerna,
lo que le produjo terribles dolores.

Puesto que era inmortal,
no quiso seguir viviendo con una perpetua agonía,
por lo que con el consentimiento de los dioses ofreció su
inmortalidad a Prometeo, expirando poco después.

Zeus lo puso entre los astros del cielo constituyendo la
constelación de Sagitario (el Arquero).

 
 



 
 

Historias en el Cielo

Hay dos constelaciones con forma de Centauro en el cielo.
No se debe confundir a Sagitario con el Centauro
de los cielos meridionales,
Sagitario es un centuro guerrero y salvaje.

En la mitología mesopotámica,
Sagitario es el dios arquero Nergal, regido por Marte.

En la mitología griega,
a Sagitario se le identifica con el centauro médico Quirón.

Se dice que Artemisa, diosa de la caza,
organizó la muerte de Orión haciendo
que un Escorpión le picara en el talón.

Para vengar este hecho,
Quirón mató al escorpión con una flecha.

En los cielos, la flecha de Sagitario
apunta a la estrella Antares, centro de Escorpión.